cortar pelo en pico

Dónde y cómo perfumarse adecuadamente sin morir (ni matar) en el intento

Perfúmate donde quieras que te besen.

Coco Chanel   

Saber cómo perfumarse adecuadamente sin morir (ni matar) en el intento es un gesto aparentemente sencillo que sin embargo no todo el mundo domina. 
Hoy en exclusiva para los fieles lectores de No sin mi Visa, vuestro blog amigo, desvelo las claves para saber dónde y cómo echarse perfume.
La regla de oro al aplicarse el perfume será la cautela. Evita saturar los olfatos ajenos que no tienen culpa y perfúmate con moderación. Es tu responsabilidad.
1. Perfumarse la piel
El perfume reacciona al contacto con la piel, especialmente al calor y desprende un aroma único en cada persona. Por este motivo el mismo perfume no nos sienta igual de bien o de mal a todo el mundo.
Busca, indaga, prueba y escoge el aroma que más te favorezca en función de tus características como si de la ropa se tratara. 
Se aplica, en primer lugar, en la piel limpia ya hidratada obteniendo mejores resultados que con la piel seca.
Hay que perfumarse en los puntos en los que el cuerpo desprende calor. Es decir, en las zonas cálidas del cuerpo como detrás de los lóbulos de la orejas, cuello, nuca, escote, interior de las muñecas y de los codos, , zona de los riñones, ombligo, parte trasera de las rodillas y tobillos.
Truco: Aplicándolo en las articulaciones dejarás tu sutil huella imborrable al pasar.
2. Perfumarse el cabello
Con las yemas de los dedos aplica una pequeña cantidad de perfume si tienes el cabello largo en las puntas y si lo tienes corto en las raíces..
3. Perfumar la ropa
Para perfumar la ropa correctamente, vaporiza el perfume a una distancia de unos diez centímetros. Los dobladillos de las prendas, el forro de chaquetas y abrigos junto con el foulard  son las zonas que mejor conservan el aroma. Anímate incluso a  perfumar sábanas, almohadas y armarios.
Si acostumbras cambiar de perfume con frecuencia, evita perfumar las prendas. Es absolutamente desaconsejable perfumar un tejido con varios productos con aromas diferentes. 
Si cambias poco de fragancia efectivamente puedes perfumar tus prendas, pero no de cualquier forma pues no todos los tejidos reaccionan a los olores de la misma manera.
Los tejidos sintéticos pueden llegar en algunos casos a malograr los olores así que no recomiendo perfumarlos.
Los tejidos naturales como la lana, la seda, el cachemir, el terciopelo, el algodón o el lino captan perfectamente los aromas. Eso sí, mucho cuidadín con las manchas en la seda pues difícilmente se van.
Trucos: Vaporiza un pañuelo y mételo en un bolsillo o en tu bolso. También puedes añadir unas gotas de tu fragancia preferida en el agua del aclarado de tu ropa interior.
¿Eres fiel a tu perfume de siempre o te gusta variar? ¿Conocés algun treta o truco para perfumarte delicadamente?
Anuncios